Inicio Opinión “…Ojalá este país, y en concreto esta comunidad, no maltratase a sus...

“…Ojalá este país, y en concreto esta comunidad, no maltratase a sus artistas y cuidase su cultura…”

0 769

CRIS AIXA : invierno de una cantante de orquesta

Cris Aixa invierno de una cantante de orquesta

Buenas noches queridos verbeniers:
Mentiría si dijera que para mí o para cualquiera de mis compañeros lo son.
Después de 3 meses de confinamiento esperaba que, cuando volviera por aquí, fuera para contaros que volvía a la carretera o a los ensayos. Que la pesadilla había acabado.
Y de repente, para todos los que trabajamos en Castilla y León, comienza ahora.
La Junta de Castilla y León ha decidido suspender todas las fiestas patronales y, con ello, verbenas, hinchables, puestos, barras, etc.
Los que me seguís habitualmente sabéis que desde el principio dije que si era por la salud de todos no me iba a doler sacrificar el trabajo de un verano.
Pero no es así.
Porque si así fuera no podríamos ir a la playa, ni a los bares de cervecitas, ni podrían venir a hacer turismo vecinos de la UE y ni mucho menos habría, por ejemplo, corridas de todos.
Todos estos sectores, escalonadamente vuelven a la normalidad, de lo cual me alegro infinitamente (de los toros no, por supuesto), pues siempre he defendido que para pedir lo mío no tengo que pedir que se lo quiten a los demás.
Viendo cómo se desarrollaban los acontecimientos en estos sectores, nos quedaba un pequeño halo de esperanza. Incluso hablando con compañeros recuerdo nítidamente la frase “pero mujer, si están abriendo todo con medidas los siguientes somos nosotros”
Y una mierda. Así. Sin paños calientes. Una mierda como un camión escenario de grande
Después de meses pendientes de Boe y el Bocyl hoy sale el señor Igea cual adalid de la cordura y, después de explicarlos lo chupi lerendi que vamos a descansar este verano y que el turismo nos va a salvar la vida a todos, suelta que se suspenden las fiestas. Claro, porque el turismo da de comer a personas, no como la verbena, que debemos hacerla, nunca mejor dicho, por amor al arte.
O es un ignorante que desconoce las miles de personas que comemos del mundo de la cultura en la región o, mucho peor, le importa tres pepinos.
Creo que pocas veces en la vida me he sentido tan sumamente discriminada. Esta tarde, al leer la noticia, se me agolpaban las lágrimas en los ojos. No era de pena. De rabia.
De rabia ni siquiera de no tocar, que podría ser comprensible según la situación. Sino por sentirme discriminada. En mi cabeza sólo resonaba ¿por qué tengo menos derecho que otros a ganarme la vida con mi profesión? ¿por qué a partir de la semana que viene puedo ir a una discoteca, a un bar, a los toros (que maldita la gracia) pero no puedo ganarme el sustento?
Ni mucho menos quiero que ellos no abran, todo lo contrario, quiero tener EL MISMO DERECHO A TRABAJAR.
Siempre he dicho que pertenecemos a un sector con mala prensa ( muy intencionada en muchos casos) y si mañana salimos a la calle a protestar, no cuentan con que la gente nos apoye.
Ya se han encargado ellos de pegarnos bien fuerte las etiquetas de vivalavigen o perroflautas (y cosas peores) para que no pintemos nada.
Ojalá todas esas personas a los que hemos animado el confinamiento con nuestra música, vídeos, películas, series o conciertos en streaming TOTALMENTE GRATIS salieran con nosotros a la calle a pedir que no nos discriminaran.
Ojalá este país, y en concreto esta comunidad, no maltratase a sus artistas y cuidase su cultura.
Ojalá de verdad fuéramos todos iguales, ojalá el trabajo que hacemos cada uno no fuera lo que determinase el derecho a ganarse el pan.
Quiero revindicar mi profesión en el momento más duro por el que ha pasado. Quiero revindicar el espectacular trabajo que hacen mis compañeros de todas y cada una de las orquestas del país, pero en especial de Castilla y León porque, aún pisándonos el cuello, no conozco una profesión más llena de personas libres, fuertes, trabajadoras y valientes.
Esto no se acaba aquí porque personas como nosotros no vamos a dejar que la verbena, la música y la cultura mueran; porque sin ellas morimos nosotros.
Si me lo permitís os dejo un consejo. Hagamos de esto una oportunidad de resarcir a nuestras familias por todo lo que nos hemos perdido por esta profesión. Celebrad cumpleaños, comed con la familia los domingos, aprovechad para dormir de noche un sábado de agosto…. Porque nos necesitamos fuertes a la vuelta.
Un millón de abrazos y todo el cariño del mundo a todxs lxs que, de una manera o de otra, vamos a sufrir el peor verano de nuestra vida.
Salud y Rock’n’Roll verbeniers, prometo volver, pero mentiría si dijera cuando. Os leo.